Menu

Twitter minuto a minuto

A+ A A-

SIN COMPARACIONES. POR: ENRIQUE #LARROUSSE.- Destacado

Llevamos los futboleros tantos años como tenemos de vida y conciencia, insistiendo con un vicio de conducta trasladado al comportamiento grupal y nacido de vericuetos de la psicologia social que, al ser profundos, sólo los estudiosos de la ciencia freudiana pueden esclarecerlos.
Es ésto el ejercicio remanido de comparar.
Qué comparamos los futboleros?
Todo, podria decirse.
Futbolistas, estadísticas, equipos, planteles, estadios, gestiones dirigenciales...
Pero lo mas curioso -absurdo para mi gusto- es la comparación impudica de los talentos individuales de todo tiempo y contexto.
Es como si para consagrar esa irredimible debilidad de poseer la verdad revelada en total exclusividad, necesitamos revalidar esa arrogancia a traves de la comparación.
La decadente vigencia del "Maradona o Messi" tiene feroz a la patria futbolera con ese antagonismo inventado e incorrecto, solo vacunado por la natural preferencia de los jovenes por el rosarino.
Pero podriamos enumerar cientos de odiosos parangones de los que, obviamente, no puede escapar la sagrada historia roja.
En los maravillosos '70 nuestro prócer máximo Ricardo Enrique Bochini, era debidamente comparado con un tal Beto Alonso quien, con el mismo número en la espalda, hacia sus delicias en un club de Núñez.
Los clásicos contra el equipo de la banda en esa década solian vaticinar luces de maravilloso futbol, en la sola previa de ver al Bocha frente a frente con el único rival de su tiempo que para mí, lo seguia de cerca.
La década fue justa con ambos: el inalcanzable Bochini lo hizo campeón del mundo a Independiente y el Beto sacó a su River de una sequía de 18 años sin títulos.
Pero la siempre dudosa tinta con que se escribe la historia del futbol, los dejó injustamente a ambos fuera de la foto del mundial '78, generando a su vez nuevas y estupidas comparaciones con algunos de los que si estuvieron en la foto.
En la historia de Independiente y en la segunda mitad del siglo veinte, los viejos idolalatraban a Sastre, Erico o De la Mata... nosotros al Bocha. La comparacion tenia el logico limite del testimonio generacional.
En los miticos '70, las hinchadas comparaban a cualquiera... nosotros deciamos "Bochini".... y nadie lo discutia.
En los '80 el reinado de Diego dominó la maleable opinión pública estimulada hasta el hartazgo por su magia y por la prensa maradoniana.
Un Bocha veterano en lides, idolo maximo del pibe de Fiorito, ponia otra vez a Independiente en la cima del mundo consagrandolo en Tokio.
El Bocha seguia con su humildad dando cátedra incomparable en la década donde su sapiencia no era discutida. Pero aún asi, el poder lo ninguneaba haciendolo entrar casi en tiempo de descuento en Mexico 86.
Ese poder no resistió la comparación entre el Maestro y su alumno y el destino encumbró a Diego.
La vida quiso que esa herramienta destructora del sentido comun y la diversidad que es la comparación, no llegase a desplegar su rapiña sobre el podio compartido por ambos.
La vida quiso también mostrar a Diego con la camiseta de su idolo y confesando su amor por el Rojo bochinesco en la mismisima Doble Visera, donde iba de niño a gritar sus goles épicos.
Hasta el propio Messi anduvo de niño con una casaca del Rey de Copas... pero los "comparadores" no se atrevieron a tanto.
Cierro con un atrevido e incoherente contrasentido: quien se anima a comparar al Bocha?
Que hincha que haya vivido decadas de futbol puede decirme que Bochini era comparable?
Aprendamos amigos.
La diversidad no se compara, como la verdad no tiene dueño.
Menos cuando el firmamento nos ha dado astros como Ricardo Bochini y todos los que vinieron después.
QUIQUE LARROUSSE
27/Septiembre/2020
*

volver arriba

Hinchas por el mundo

Flag Contador

"¡INDEPENDIENTE, el Gran Campeón! " PERIODISMO DEPORTIVO.
Página web no oficial dedicada al Club Atlético Independiente de Avellaneda. Realizada por periodistas deportivos, Socios e hinchas de Independiente, al solo efecto de Informar a los 5.000.000 de simpatizantes de la Institución. En cuanto al Material de textos y fotografías de producción propia, permitida la reproducción, rogamos siempre citar nuestra fuente.
PRENSA.